ArgentinaBrasilChileCosta RicaRepública DominicanaEcuadorMéxicoPanamáPerúArgentinaBrasilChileCosta RicaRepública DominicanaEcuadorMéxicoPanamáPerú

Ecuador (Tribunal Contencioso Electoral)

El proyecto de una nueva Constitución Política para la República del Ecuador fue puesto a consideración del pueblo a través del referéndum obligatorio, y aprobada el 28 de septiembre del 2008. Dentro de los temas novedosos en su contenido se crea un capítulo correspondiente a la Función Electoral y con ello surgen los dos órganos electorales supremos que se constitucionalizan que son: el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Contencioso Electoral que, conforme al artículo 217 de dicha Constitución en el marco de sus atribuciones deben regirse por los principios de autonomía, independencia, publicidad, transparencia, equidad, interculturalidad, paridad de género, celeridad y probidad.

Anterior a la vigencia de la Constitución de 2008, la Función Electoral no contaba con un tribunal de justicia especializado e independiente en esa materia, con una misión jurisdiccional específica para la administración de justicia electoral y para la tutela efectiva de los derechos y garantías en el ejercicio de la acción política, en el doble campo de la posibilidad de votar y ser votado.

Esto es, después de más de 140 años, el Ecuador con la Constitución de 2008, se une a la tendencia internacional y latinoamericana de tener órganos especializados electorales autónomos e imparciales mediante la creación de un órgano jurisdiccional de justicia electoral independiente al cual se le encomienda la tarea de garantizar los derechos de participación política y contribuir a la consolidación democrática. Esta separación funcional pretende evitar que el mismo órgano sea juez y parte, e impide la politización de la justicia electoral, mediante la selección de jueces especializados en esta materia a través de un concurso de oposición y merecimientos.

Sentencias

11/11/2012
Fernando Patricio Sancho Arias

El Tribunal Contencioso Electoral aceptó el recurso interpuesto por el Señor Fernando Patricio Sancho Arias en contra del señor Gilmar Gutiérrez Borbúa, representante legal del Partido Político “Sociedad Patriótica 21 de Enero”. Por las elecciones primarias realizadas para la selección de candidaturas en los próximos comicios electorales a celebrarse en el Ecuador.
Entre los fundamentos de la decisión, el Tribunal destacó lo siguiente:
- Si una persona es ilegítimamente impedida de participar en las elecciones primarias, pese a contar con los  requisitos  indispensables  para hacerlo, de forma  indirecta  y dada la interdependencia  que  existe  entre  estos  dos  derechos,  se  está  limitando inconstitucionalmente varios de sus derechos fundamentales de participación política; entre ellos, el derecho a ser elegido, a participar en asuntos de interés público, como son las elecciones; desempeñar empleos o cargos públicos; y, participar en las  decisiones que adopten sus respectivas organizaciones políticas.
- La expulsión de las personas que integraron una de las listas de precandidatos para Asambleístas, en representación del Distrito Sur de la Provincia de Pichincha, se  la  realizó  sin  el  respeto  de las  garantías básicas del debido proceso, establecido por el Juez de Primera Instancia,  en las  elecciones primarias del Partido Sociedad Patriótica "21 de Enero", las mismas que no pueden ser consideradas válidas, y por lo tanto, no puede producir efectos jurídicos y por consiguiente, deben ser realizadas nuevamente.
- El principio de calendarización es una de las máximas del derecho electoral, en virtud del cual, las etapas del proceso se desarrollan en plazos predeterminados para garantizar la sucesión democrática en el ejercicio del poder político, no es menos cierto que en un Estrado Constitucional de Derechos, la prioridad principal para toda autoridad jurisdiccional es la de tutelar, de manera efectiva, los derechos fundamentales. En este sentido, y no siendo excluyente la realización de las  elecciones primarias, en los plazos que se establecerán, con el principio de calendarización.